El poder de un resultado

Hola, me alegra mucho volver a escribir y saludarte 🙂

En alguna oportunidad, pienso, nos hemos enfrentado a un resultado, a un número, a una respuesta, a un diagnóstico, a algo inesperado; puede ser que hayas estado esperando un resultado y al final recibiste algo diferente y eso suele pasar cuando vivimos bajo expectativa, sí, esperando que pase algo, queriendo tener el control sobre ello y ¡oh sorpresa! llega algo diferente.

Estos resultados los puedes obtener en varios niveles, sin embargo, hoy quiero compartir contigo 5 de los más comunes, por supuesto pueden existir otros:

  1. Nivel físico: Tienes un peso y te obsesionas creyendo que eres un número. que un peso te define y te frustras al no lograr el peso «estándar» que otros esperan de ti. «Es que deberías comer menos», «pesar menos» y así nos meten en el cabeza que un peso nos define y que hay que esforzarse demasiado para obtener el resultado deseado, y no es así, cada proceso puede ser tan dinámico y bonito siempre y cuando tu así lo elijas.
  2. Evaluaciones de Desempeño: Probablemente, alguna vez, recibiste tu resultados de la última evaluación de deseméño en tu trabajo y ¡wow! casi mueres al ver ese 65 o 70, porque según la regla, deberías estar arriba de 85 o 90, y eso esta bien, es un estándar, pero tampoco te define, el problema, vuelve a ser que creeemos que somos la nota y eso solo crea la creencia de «no merezco, no soy suficiente» y aparte de juzgar y criticar a tu jefe por la nota que te dió «Que injusto», pero lo que no te das cuenta, es que en ese sentimiento de injusticia le estás dando tu paz y tu poder.
  3. Clima Organizacional: Ahora también tu ambiente se mide y ¿cómo tomas tú, como líder, los resultados?, si estás arriba de 80 o 90 eres de los que dices: «Gracias a mí, ese resultado me ha costado a mí» o si estás por debajo de ese estándar dices: «Seguro los otros no hicieron lo suficiente» o «Yo me esfuerzo, pero los demás no hacen su trabajo» .
  4. La boleta de notas: Ves la boleta del otro repleta de «cienes» y la tuya anda en un promedio de 72 o menos, y esto muchas veces nos lleva a comparar «Si yo fuera como él o ella», «esto es difícil, no es para mí», «no soy capaz, no valgo lo suficiente», y así, quisieramos desaparecer del mapa y que nadie nos conozca y sepa de nosotros.
  5. El diagnóstico: Cuando te dicen que de acuerdo al rango tal, tu ser amado, cumple todos los requisitos para poder determinar que tiene tal trastorno o tal enfermedad, sientes quizás que tu ser amado no encaja y te bombardean miles de preguntas ¿Por qué a mí? ¿Qué hice mal? o bien puede que el diagnóstico sea hacia tu persona, llega otro cúmulo de preguntas y pensamientos como: «Ya no vale la pena vivir» «Esto es demasiado y no podré con ello» y así creencias que lejos de empoderarte, te limitan.

y así podemos enfrentar otro tipo de resultados, pero, lo que importa no es el resultado en sí, lo que verdaderamente importa y trasciende es lo que vas a hacer con ese resultado, por eso quiero dejarte por acá 5 ideas que considero pueden aportarte a ver de forma diferente el resultado, es como tu ¡HI5!

  1. Recuerda un número no te define: Un resultado no determina quien eres tú, determina tu capacidad para ir más allá de ese resultado, te indica tu situación actual y te revela lo que puedes hacer para llegar a un lugar diferente. ¿Qué es lo más amoroso que puedes hacer por ti hoy? ¿Cuál es otra forma de ver el resultado? ¿Qué si está en tus manos poder hacer?
  2. A veces cometemos errores, pero no somos un error: Un resultado tiene el poder de llevarte  dentro de tí, a reflexionar qué puedes hacer mejor, qué no has visto o que no has tomado en cuenta en el proceso, te lleva a cuestionarte pero desde el amor, no desde el enojo, la crítica o el miedo. Te ayuda a ver lo que está en tus manos poder hacer. Imagina, ya lo dice una frase por ahí, si borraras tu pasado y tu historia ¿Qué aprendizaje tendrías hoy? ¿Con tu experiencia, qué puedes aportar al mundo?  en esas cenizas y en esas oportunidades esta tu poder.
  3. Reconocer que cada pieza cuenta: Un resultado global esta formado por «microresultados» que en  esencia te ayudan a armar el rompecabezas, «cada pieza cuenta», pero también hay piezas que no encajan y en su mayoría son las que manipula el ego, a fuerza queremos que ancaje una pieza que no es de ese rompecabezas (pero ese es otro tema), si el resultado es malo culpamos a otros y si el resultado es bueno corremos el riesgo de perdernos y olvidar que no lo hicimos todo solos, por eso siempre es importante encajar todas las piezas y ver el rompecabezas completo, para que desde la humildad logres recordar quienes te ayudaron a llegar ahí o bien que logres ver quienes te puedan ayudar a llegar a donde deseas. ¿Qué pieza no estás viendo o no estás tomando en cuenta?
  4. No te compares: Cada persona va a su ritmo, cada persona vive un proceso diferente y da resultados diferentes, tu esfuerzo marca el paso de lo que obtienes hoy, deja de ver al otro, mirate tú, cuáles son tus talentos, cuáles de ellos pueden ayudarte a ir descubriendo lo mejor de ti e ir poniéndolos a tu disposición para cada día, ir trabajando en ti. Que la mejor versión que esperas mañana, sea la comparada contigo mismx, y no la mejor comparada con otrxs. Que lindo será decir «Hoy no soy mejor que nadie, hoy soy mejor de lo que fuí ayer» y ¿Hoy que harás diferente?
  5. Fluye y acepta: A pesar de lo inesperado, trata de ver más allá, no solo te quedes con lo que ves frente a ti ¿Qué hay más allá de ese diagnóstico?, quizá te invita a conocer más de algún tema y especializarte en él, quizá te invita a hacer tu «bucket list» para hacer algo que nunca te imaginaste hacer, quizá descubriste después de recibirlo la verdadera esencia de la vida, soltaste el control y dejaste de enforcarte en el hacer y tener para, por fin, lograr ser. ¿Qué cambió? ¿Qué seguirías haciendo igual, si ese diagnóstico no hubiese llegado a tu vida?

Todo obra para bien, y recuerda no se puede gestionar lo que no se puede medir, por eso a partir de ahora cada vez que recibas un resultado !Alegrate! porque seguro es una oportunidad para pulir tus fortalezas, para enfocarte en lo realmente importante, seguro es una oportunidad de cambio y seguro lo verás de forma diferente.

Un abrazo,

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top
× Escríbeme...

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com