Transformando las situaciones negativas

Alegre-entre-negativos-619x346-500x279

A todos en más de una oportunidad nos ha tocado vivir situaciones difíciles y negativas. Pero… ¿ A qué le llamamos “difíciles y negativas”? Pues a todas aquellas experiencias que han sido complejas de entender, que nos han causado dolor y que nos llevan de una u otra forma a tocar fondo.

A mí me ha pasado, he vivido situaciones que así como me han robado el aliento también han reinventado mi capacidad de vivir y de encontrarme con un nuevo yo.

Basandome en esto último, quiero compartir con ustedes unos tips que pueden ayudarles en esos momentos a Transformar las situaciones negativas por experiencias edificantes:

1. Tomar mucha agua: El agua oxigena, relaja, te nutre y te llena de paz. Permite que las cosas fluyan.

2. Respirar y literal contar hasta 10: En el cole, a mi segunda hija le enseñaron esta técnica que es súper practica y útil, ¿en qué consiste? Cuando sientas que las cosas no van bien primero ¡Respira 3 veces! Y luego cuenta hasta 10, verás como poco a poco la luz y la paz regresan a tu alma.

3. Llorar, patalear y desahogarte: No hay nada mejor que drenar la emoción, identifica lo que sientes. Les pongo un ejemplo: En una oportunidad viví una situación en la que creí al inicio que lo que sentía era frustración, luego resulta que pensé era rabia, pero no, al final lo que sentía era decepción. El identificar la emoción me ayudo a drenarla pero sobretodo a liberar mi alma y a cargarme nuevamente de energía positiva.

4. Conectar contigo: Un buen ejercicio para conectar contigo es conectar con la naturaleza, con tu lugar preferido o canción favorita, frente a un espejo ¡hablarte bonito! Ese lugar y/o actividad que te permita sentir, relajarte y vivir el momento presente.

Una vez alguien me dijo “Recuerda que el momento es el malo y no tu”. El hacer este ejercicio te permitirá reencontrarte contigo mismo (a) y te ayudará a ver con compasión, amor y desde otra perspectiva tu situación. Otra buena técnica para conectar con lo que sientes es escribirlo y/o hablarlo.

El enfocarnos más en la bendición que en la carencia, el conectar contigo, con lo que sientes y con lo que te pasa, sin duda te beneficia a lo que yo llamo Vomitar la molestia. 

5. Por último la FE: Creer que es un momento que pronto pasará y que seguramente dejará una lección en tu vida (aprendizaje) y como siempre digo, en todo lo que vivamos preguntarnos el ¿Para qué? Y no el ¿Por qué? De lo que nos pasa. El para qué le da sentido a la situación y es lo que nos motiva a transformarla, el por qué únicamente nos justifica y nos carga.

Espero estos tips sean para tu beneficio y sobretodo que los pongas en practica para transformar tus situaciones “negativas” en situaciones que edifican tu ser y tu esencia.

¡Un abrazo al alma!

Andrea

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top
Escríbeme...

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com