¿Y si el día de tu vida es hoy?

hormiga

Un día me encontré por casualidad con un amigo. La última vez que nos vimos fue 5 años atrás. Es un amigo con el que me sentaba en clase en la Universidad, en las últimas mesas, riéndonos y resolviendo crucigramas. Es decir, estaba muy feliz de verlo. Mucho.

Él está delante de mí, tan guapo, haciendo buenas bromas. Y yo había tenido una semana tan dura, me había ido a la cama muy tarde, no había dormido bien… Y entonces me cuenta cómo le va en la vida, yo sonrío y pienso en mí misma: «¡Qué bien lo hice, pero qué bueno que me levanté temprano y me lavé el cabello!».

En nuestra vida, en general, pasan muchas cosas de repente, muchas cosas por casualidad.

Imagina si al nacer recibiéramos un sobre especial. Y tuviéramos que abrirlo al cumplir los 18 años de edad, por ejemplo.

Ese día se reúnen todos tus familiares y amigos. Todos bien vestidos y alegres. Tú, también. Y tus padres sueltan ese discurso en el que recuerdan cómo has crecido desde que eras pequeña hasta ahora. Ya ha llegado ese momento de abrir el sobre. A lo mejor, hasta lloran un poco. Tu mamá, seguro.

Soplas las velas de tu pastel de cumpleaños y sacas del sobre el papel impreso. Y en él reza lo siguiente:

12 de marzo de 2016, encontrarás a tu futuro esposo.

15 de enero de 2017: recibirás la oferta de trabajo de tus sueños.

5 de febrero de 2017: sabrás que vas a ser madre.

Bueno, habrá muchas fechas escritas con sus descripciones. El día en que comprarás tu primera casa. Cuando te encontrarás con tu mejor amigo. Cuando comprarás un perro. Cuando, por casualidad, encontrarás vuelos económicos al país de tus sueños. En general, distintos días con eventos especiales, todos buenos.

Destacarás estos días con un círculo rojo en el calendario de la pared y vas a esperarlos ansiosamente.

Entonces, te vas a la cama y sabrás que mañana es ese mismo día. Y te quedas dormida saboreando el hecho que va a acontecer antes de que acontezca.

Por la mañana, te levantas de golpe con el primer sonido del despertador, miras felizmente por la ventana y saludas al nuevo día. A continuación, un poco de baile delante del espejo en ropa interior. A lo mejor, incluso desayunas. Te pones tu ropa favorita y saboreas el café con placer. Das un toque a tus labios con un brillo color cereza sonriéndote a ti misma en el espejo porque hoy todo va sobre ruedas. Sabes con seguridad que hoy sucederá algo hermoso…

Pero no recibimos ese sobre el día del nacimiento ni cualquier otro día. Yo, al menos, seguramente, no lo tengo. Y gracias a Dios. Todo los maravilloso que me pasa, ocurre de repente y de forma accidental, por casualidad. Y nunca sé, de antemano, ni el cómo ni el cuándo.

Entonces.

¿Y si al despertar por la mañana, decides que ese día es hoy? Que es justo hoy cuando te espera algo asombroso. Aunque todavía no lo sepas con seguridad. ¿Y si hoy, te levantas de la cama alegre? Hoy saludas al nuevo día. Hoy te pones tu ropa favorita. Das un toque a tus labios con un brillo color cereza sonriéndote a ti misma en el espejo.

Bueno, nunca se sabe. Pero por si acaso…

Fuente: Olga Demidiuk
Traducción y adaptación: Genial.guru

-Fuente-

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top
Escríbeme...

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com